Feb 14 2013

Lean. El hueco existente en el Lead Time. L18

Siguiendo con la temática relacionada con el tiempo, en este caso vamos a hablar del hueco existente en el Lead time. La mayoría de las organizaciones se enfrentan a un problema fundamental: el tiempo que se tarda en comprar, fabricar y entregar el producto acabado a un cliente es más largo que el tiempo que el cliente puede esperar para que su material esté preparado.

Esta es la base del hueco en el Lead Time o tiempo de entrega. La figura anterior pone en relieve el problema. El ciclo del pedido del cliente, se refiere a la longitud de tiempo o la cantidad de tiempo que el cliente está dispuesto a esperar, desde que el pedido es enviado hasta que se recibe la mercancía. Este es el periodo o tiempo máximo disponible para la fabricación de los pedidos. En algunos casos esto puede ser medido en meses, pero en otros se mide en horas.

Es evidente que las condiciones de competencia del mercado, así como la naturaleza del producto influirá en la disponibilidad del cliente para esperar. Así, si un cliente puede estar dispuesto a esperar unas semanas para la entrega de un vehículo si hemos pedido algunas opciones particulares, podemos estar casi seguros que es posible que sólo pueda esperar un día por un nuevo conjunto de neumáticos.

En la organización tradicional la única manera de cubrir el hueco entre el Lead Time de Logística (es decir, el tiempo necesario para completar el proceso desde un extremo hasta el producto entregado) y el ciclo del pedido del cliente, (es decir, el período de tiempo que está dispuesto a esperar para la entrega ) es mediante la fabricación de inventario. Esto normalmente implica un pronóstico (uf, problema). Por lo tanto, la manera en que la mayoría de las empresas aborda este problema es mediante la búsqueda en pronosticar los requerimientos del mercado, para luego poder construir inventario suficiente antes de que la demanda aparezca. Desafortunadamente mi experiencia sugiere que no importa cuán sofisticado sea el pronóstico, su precisión es siempre menos que perfecta. Es cierto que todos los errores en los pronósticos terminan con un problema de inventario, ¡ya sea demasiado o demasiado poco!

Si bien la mejora en la precisión del pronóstico siempre será un objetivo deseable, puede ser que la respuesta al problema no radique en invertir sumas cada vez mayores de dinero y energía en la mejora de las técnicas de predicción, sino más bien en la reducción del hueco en el Lead Time.

La empresa que logra una combinación perfecta entre el Lead Time de Logística y el ciclo del pedido del cliente, no tiene necesidad de pronósticos y tampoco necesidad de inventario.

El reto para la gestión de logística es la búsqueda de los medios y soluciones necesarias para que el hueco entre los dos tiempos de espera pueda reducirse, e incluso llegar a cerrarse. Ver la figura.

La reducción del hueco se puede lograr acortando el Lead Time de Logística (De un extremo al otro extremo de la cadena), mientras que al mismo tiempo conseguimos mover el ciclo de orden del cliente tratando de tener una mejor información y más temprana de los requerimientos del cliente a través de una mejor visibilidad de la demanda. En los próximos posts miraremos de aprender como hacerlo.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=2622