«

»

feb 10 2012

Imprimir esta Post

Estrategias, plan de capacidad y demanda.

Una vez entendidos las diferentes formas y métodos que tenemos para gestionar la demanda y la capacidad, a menudo se utilizan diferentes estrategias para gestionar estas variables y porque no una mezcla de todas ellas que permitan a los responsables establecer un Plan de Producción factible. Los planes mixtos suelen ser más complicados, pero tienen la ventaja de que al tocar varias variables se suele amoldar mucho mejor a la problemática de cada organización y por tanto suelen dar mejores resultados.

Existen dos tácticas o dos estrategias de alcance general que nos permiten establecer un Plan de Producción:

  • Una estrategia de alcance de la demanda o de persecución de la demanda.
  • Una estrategia de equilibrio o de nivelado de capacidad.

La linea discontinua del gráfico representa la capacidad a lo largo del tiempo.

En el primer gráfico la capacidad se mantiene constante en el tiempo y en el segundo, la capacidad va variando a lo largo del periodo.

Vamos a explicar en que consisten:

Estrategia de capacidad a nivel o equilibrada: En este caso, la idea principal sería mantener un nivel de capacidad uniforme en todo el periodo de planificación. La misma plantilla de trabajadores debe ser capaz de producir la misma producción y de manera uniforme durante todo el periodo. Este método funciona bien cuando tenemos una demanda estable.

Ventajas:

  • Producción Uniforme.
  • Una plantilla uniforme fabrica productos más fiables y de mejor calidad.
  • Las mermas disminuyen.
  • La planificación y gestión es más fácil.
  • Hay menos interrupciones, por lo tanto alta productividad y costes bajos.

Inconvenientes:

  • Creación de inventario que debe ser financiado y ha de ser almacenado. Decisiones al respecto.
  • En epocas de baja demanda la plantilla tiene que tener trabajos alternativos.
  • En momentos de baja demanda la productividad disminuye y los costes aumentan.

¿Donde se utiliza esta estrategia? En fabricaciones estables como la industria del automobil, puede ser factible en fabricantes con posibilidad de almacenar una parte de la fabricación para ser vendida posteriormente, etc. Por cierto, la tendencia actual en los mercados es el inventario cero, por lo que esta estrategía suele ser complicada en las industrias, aunque las que lo llevan a cabo basan el inventario en un inventario único, donde las ventas futuras son más o menos seguras.

Estrategia de alcance de la demanda: La idea en esta estrategia sería intentar hacer coincidir la capacidad en cada momento con la demanda originada prevista. Se lleva a cabo variando la mano de obra, o la utilización de horas extras, contratando y despidiendo personal, o utilizando personal a tiempo parcial. Este método es poco probable que se adapte a operaciones uniformes de demanda estable o de productos no perecederos.

Ventajas:

  • Ideal para empresas que no quieren almacenar su producción.
  • Mantiene los costes estables debido a que no hay periodos de baja utilización del personal y de los equipos.

Inconvenientes:

  • Los estándares de seguridad y de calidad suelen estar comprometidos.
  • La gestión de la producción es mucho más compleja.
  • No siempre es posible mantener una productividad elevada debido a los cambios de la plantilla.
  • Cuesta mantener el nivel de servicio al cliente.

¿Donde se suele utilizar esta estrategia? Sobretodo en sector servicios, en los hospitales, educación, en restauración, hoteles, construcción, agricultura estacionaria, supermercados, etc.

 

Acerca del autor

Javier Solé (autor)

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=670