«

»

Abr 24 2012

Imprimir esta Entrada

¿Cual es el proceso para medir? Pasos básicos.

El objetivo cuando medimos, es conseguir buenos datos con los que poder planear y hacer el seguimiento de tus esfuerzos de mejora. Desafortunadamente no podrás hacer esto hasta que no dispongas de buenas y sólidas medidas para empezar.

Dependiendo del propósito que tengas, para conseguir datos y medidas, puede ser que necesites un gran esfuerzo (semanas e incluso meses) o puede ser que tan solo en unas horas obtengas los datos necesarios. La infrastructura de desarrollo de medidas es sin embargo un bloque clave de construcción para un sistema de Six Sigma. El gran beneficio sin embargo, es conseguir la habilidad para monitorizar/controlar y responder al cambio de una manera que muy pocas organizaciones son capaces de hacer hoy en dia.

La medida inicial durante nuestros esfuerzos en Six Sigma es evaluar el éxito de la  organización según si podemos alcanzar o no los requerimientos o condiciones del cliente. Las medidas pueden y deben ser continuamente mejoradas como tus procesos regulares. Los pasos básicos para implementar cualquier medida son bastante directas como puedes observar y se muestran a continuación:

 

 

  1. Selecciona que medir. ¿Qué preguntas claves estamos intentando responder? ¿Que datos nos darán las respuestas? ¿Qué requerimientos de salida/resultado o de servicio nos ayudaran de mejor manera a medir el rendimiento de las necesidades de los clientes? ¿Qué factores “upstream” pueden ayudarnos a darnos cuenta de los problemas que pueden aparecer más tarde? ¿Cómo mostraremos, analizaremos, y/o utilizaremos la medida?
  2. Desarrolla definiciones operacionales. ¿Cómo podemos nosotros claramente describir el factor/cosa que nosotros estamos tratando de hacer el seguimiento o de contar? Si diferente gente reúne los datos, ¿Interpretarán las cosas de la misma manera? ¿Cómo podemos probar nuestras definiciones para estar seguros de que sean estrictas?
  3. Identificar la fuente de los datos. ¿Dónde podemos encontrar u observar los datos para suministrar la medida? ¿Son válidos la experiencia pasada o los datos históricos? ¿Están los datos accesibles en nuestros sistemas de información y en un formato fácil de usar? ¿Podemos conseguir (tiempo, dinero, etc) para reunir nuevos datos?
  4. Prepara un plan de muestreo. ¿Quién compilará o recogerá los datos? ¿Qué documentos o herramientas necesitaremos para capturar y organizar los datos? ¿Qué otra información necesitaremos para ser capaces de analizar los datos efectivamente? ¿Cuántas observaciones o artículos necesitaremos contar para conseguir una medida fiable y precisa? ¿Con que frecuencia será necesario hacer las medidas? ¿Cómo podemos asegurar que los datos que nosotros consigamos sean representativos?
  5. Implementa y refina las medidas. ¿Podemos comprobar nuestras medidas antes de realizar la implementación? ¿Cómo entrenaremos o enseñaremos a los recolectores de datos? ¿Cómo monitorizaremos o controlaremos los datos reunidos? ¿Qué problemas pueden salir (o han salido), y que podemos hacer con ellos? ¿Qué cambiaremos la próxima vez? Si no estás de acuerdo con este paso, vuelve al paso 4 y repite el proceso.

 

En los próximos días pasaremos a desarrollar cada uno de estos pasos.

 

Source: El camino hacia Six Sigma.

 

Sobre el Autor

Javier Solé (autor)

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=1046