Supply Chain Management. Estructura y marco. S21

Definir y crear un marco de trabajo para empezar a estructurar una cadena de suministro no es una tarea sencilla. La idea sería crear algo diferente a lo que tenemos actualmente y que nos sirviera para mejorar nuestro campo competitivo. Una metodología que fuera útil para crear una ventaja competitiva y que nos permitiera destacar de nuestros competidores, proporcionándonos  suficiente margen para dedicar también una parte de nuestro tiempo al primordial objetivo de reducir costes. Además de intentar mejorar los costes, también intentaremos presentar esta sección como una manera de desplegar la cadena de suministro que sea capaz de conseguirnos una posición estratégica frente a nuestros clientes, además de una ventaja competitiva.

Como todos sabemos, una cadena de suministro o Supply Chain, es una colección o conjunto de actividades y procesos. En una compañía que dispone de procesos de fabricación, esto incluiría fabricación, distribución, servicio al cliente y funciones de ventas. Muchas fabricantes han reconocido que la gestión de la cadena de suministro SCM es una nueva manera de hacer negocios, a la vez que otras firmas han sobrevivido y conseguido una alto nivel de rendimiento a través de organizar, planear y controlar la CS o SC como un todo, debido a que los clientes requieren bajos costes, alta calidad, menor tiempo de ejecución y plazos y calendarios más creíbles.

¿Cuál sería la idea general para empezar a estructurar una Supply Chain? ¿Cuáles serían los temas o asuntos estratégicos necesarios para apuntalar nuestra estrategia general de mercado?

 

1. Elegir estos temas son un paso difícil pero necesario y no deben ser tomados a la ligera.

2. Equivocarse a la hora de elegir, como queremos competir, pueda implicar que finalmente no tengamos estrategia de ningún tipo.

3. Una vez empezado el camino hemos de adaptarnos y aprender, por lo que no podemos cambiar inconsistentemente de una estrategia a otra.

4. Debemos empezar el diseño de la cadena de suministro de acuerdo y en consonancia con el tipo de producto demandado por el cliente. Por ejemplo podrían ser productos con características:

  • Funcionales: Productos de primera necesidad, básicos o del dia a dia, por ejemplo pasta de dientes, comestibles, granos, etc, que suelen ser productos con un margen muy pequeño.
  • Innovadores: Productos que se diferencian en el mercado y que tienen características tecnológicas o con estilos diferenciadores. Suelen llevar mejores márgenes pero la demanda es más incierta.

5. La elección de los temas relacionados con la estrategia general de la SCM es también importante. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Ofrecer un Liderazgo técnico: Proveer a la SC de gran variedad de recursos, ingenieros, laboratorios, instalaciones, productos de vanguardia, productos en Benchmarking, etc. Mantener posición de liderazgo. Por ejemplo, encontrar maneras para explotar completamente la ventaja competitiva que podría ser disponer de recursos en I+D+I.
  • Ofrecer una Producción Flexible: Absolutamente necesaria hoy en día. Programación flexible. Gestionar la capacidad para no sobredimensionar la fabricación y ofrecer tiempos de entrega cortos. Desplegar la capacidad de producción necesaria para igualar los niveles de servicio necesarios en nuestra estrategia.
  • Opciones de servicios a clientes personalizadas: Realizar patrones a medida para cubrir todos los segmentos del negocio. Opciones dirigidas y centradas a segmentos concretos y a bajos precios. Desarrollar diferentes niveles de servicios para cada cliente o para cada segmento. Por ejemplo, nuestros distribuidores pueden demandar gran variedad de productos y entrega rápida. Para ellos el precio puede ser secundario. Un gran fabricante, puede pedirnos grandes producciones y costes bajos.
  • Alta contribución: Precios de los productos y servicios para alcanzar objetivos provechosos. Nuevo enfoque financiero. Esta estrategia podría demandar márgenes elevados.
  • Nuevo enfoque general. Cliente debe percibir algo más que un simple y plano, producto o servicio.
  • ……

6. Seguimiento de las medidas anteriores para asegurar que nuestra aproximación se alinea en coste y precio con los requerimientos del cliente.

 

Todos los cambios diseñados en las estrategias anteriores deben reflejarse a todos los niveles de nuestra Supply Chain y deben quedar integrados en las estrategias de largo plazo de nuestra organización como podrían ser el Rendimiento Corporativo, el Rendimiento del Mercado, y en última instancia la Satisfacción del Accionista.

 

Source: «I’m in the hands of fate»

 

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=1543