«

»

Ene 14 2012

Imprimir esta Entrada

Algunos argumentos contra los cambios

Los cambios en una organización nunca suelen ser bien vistos por aquellos a los cuales va a afectar. En realidad no les importa si aquello que les vas a proponer es mejor o peor que lo que estan haciendo. Al ser humano por genética no le gustan los cambios, una vez esta adaptado a una forma de hacer, se acomoda y a partir de entonces resulta complicado empezar de nuevo.

De hecho, en multitud de ocasiones he vivido esta situación. ¿Cuantas veces tenemos en la cabeza cambiar algo y siempre, y cuando digo siempre quiero decir siempre, hay alguna excusa por la cual no pueda llevarse a cabo? ¿ Que tipo de restricción nos está limitando? ¿Es nuestra o pertenece a los que nos rodean? ¿ Paradigmática o política? No importa. Si no empezamos a movernos, estaremos limitados de por vida.

Aquí tenemos algunas de los argumentos que suelen manifestar los trabajadores en las empresas cuando huelen los cambios y que nos explica Hiroyuki Hirano en su libro JIT, Volume I. También he añadido otras con las que te vas encontrando durante el día a día:

  1. Las mejoras JIT no sirven para fabricar o hacer piezas.
  2. Suena bien, parece interesante, pero aun no podemos implantarlo.
  3. Sobre el papel bien, pero…..
  4. ¡Los costes ya son todo lo bajos que pueden ser !
  5. No podemos reducir costes de ninguna manera sin reducir calidad.
  6. ¡Pero ya hemos estado haciendo algunas cosas de esa manera !
  7. No nos gusta la gente que nos mira por encima del hombro diciendonos lo que debemos hacer.
  8. Todo esta funcionando ahora, ¿ porque hemos de cambiar ahora ?
  9. Es una idea antigua, ya lo intentamos hace 20 años !
  10. Mira, nosotros ya sabemos como hacer estas cosas mejor que nadie, así que no nos digas que hemos de hacer.
  11. Escucha, tu no tienes ni idea, hace años que los hacemos así, y nos es necesario cambiar!
  12. ¿Mejora Continua? ¿Porque tendríamos que hacerlo si ya vamos tirando?
  13. ¿Porque hemos de reducir los lotes? La única manera de reducir los costes de preparación es con lotes grandes.
  14. Oye, no pienso cambiar las máquinas de sitio. Nuestra disposición en planta es todo lo buena que debe ser.
  15. etc.

La verdad, es que en muchas organizaciones, no hace falta ni tan solo intentar la implantación de cualquier sistema para que te miren como un bicho raro. No te dejan tocar nada, no puedes cambiar nada. ¿Para que salir de la Caverna?

No sé….., ¿Para desafiar al mundo a lo mejor?

Sobre el Autor

Javier Solé (autor)

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=318