May 31 2013

Lean. El Indicador DTD (Dock to Dock). L43

Siguiendo el hilo abierto con los indicadores más importantes necesarios para gestionar y programar plantas en entornos Lean, en esta nueva entrada vamos a hablar del DTD (Dock to Dock). Asimismo introduciremos el término Trabajo con Valor Añadido y el término Takt Time, que de alguna manera están involucrados en el cálculo del indicador DTD.

El DTD es el tiempo teórico que tardamos en fabricar nuestras piezas en el caso de que las fuéramos entregando de una en una al cliente. Es decir, es el tiempo que tarda una pieza desde que llega en forma de materia prima (en la forma que sea, flejes de hierro, líquidos, producto semielaborado, piezas, etc), hasta que es enviado al cliente. La idea general sería el tratar conseguir invertir el menor tiempo posible, desde que el material entra en nuestras instalaciones hasta que lo enviamos al cliente.

Llegados a este punto deberíamos plantearnos la forma de medir este tiempo. ¿Que métricas serían necesarias usar para poder conocer el tiempo que tardamos en elaborar nuestro producto? De hecho, podríamos pensar que no sería mala idea utilizar los tiempos de ciclo de nuestros procesos. ¿Es posible que la suma de los tiempos ciclo de cada uno de nuestros procesos nos llevara a conocer el dato que necesitamos?

Valorando los datos, veremos rápidamente que esta forma de cálculo no se ajusta mucho a la realidad. Existe una manera correcta de calcularlo y es utilizando los inventarios de nuestra planta y su relación con la demanda del cliente.

Introduciremos el término Takt Time. En esta entrada está perfectamente explicado. No es más que el tiempo máximo que debemos tardar en producir un solo artículo, para poder cumplir con la demanda requerida por el cliente. Es decir, es el tiempo máximo que deberíamos tardar en fabricar un solo producto, desde que entra como materia prima, hasta que sale como producto acabado teniendo en cuenta la demanda del cliente. El Takt Time normalmente se expresa en segundos o en una unidad de tiempo, aunque también podemos expresar el Takt como cantidad de piezas a consumir durante un día por ejemplo. Esta variante del Takt será la que utilizaremos para calcular el DTD.

¿Entonces, cual es el tiempo real de la cadena de valor? ¿Como calculamos el DTD?

Como que habitualmente suele ser complicado que nuestro proveedor nos entregue la materia prima de uno en uno a ritmo de Takt time, será lógico que mantengamos un stock en el almacén de materia prima. De igual manera, es posible que dentro de la organización tengamos diferentes procesos que no pueden funcionar a una sola pieza y que necesitan mantener supermercados Pull por ejemplo, por lo que lo normal es que tengamos cierto nivel de inventario de producto en proceso (WIP). Siguiendo la misma lógica es probable que no entreguemos el material a nuestro cliente de uno en uno, sino que tengamos cierto material en stock para proteger al cliente de las variaciones generadas y para poder cumplir sus requerimientos en el tiempo solicitado.

Este inventario disponible en nuestra fábrica es el que nos ayudará a encontrar la métrica DTD, ya que la cantidad de inventario en la planta nos está determinando el tiempo en que una pieza tarda en fabricarse, desde que entra como materia prima, hasta su salida como producto acabado.

Podemos averiguar por tanto, el tiempo que tardamos en consumir cada uno de los inventarios propuestos, dividiéndolo entre la demanda de piezas diarias solicitada por el cliente expresada en piezas/día, con lo que conseguiremos el tiempo que tarda cada tipo de inventario en consumirse.

Es decir:

DTD = Inventario Materia Prima + Inventario en Proceso + Inventario Producto Acabado / Demanda Diaria Cliente

En el ejemplo del inicio de la entrada, el DTD sería:

DTD = (1000 + 2500 + 1500) / 250 = 20 dias.

Esto no es más que el Lead Time de este producto mostrado en un ejemplo muy sencillo.

Otro término interesante para introducir junto con este indicador es el término de Trabajo con Valor Añadido (VA). El tiempo de Trabajo con Valor Añadido es todo aquel tiempo en el que estamos realizando trabajo que sirve para transformar el producto y que el cliente está dispuesto a pagar.

En el ejemplo mostrado, el tiempo durante el cual estamos aplicando valor añadido al producto, es el tiempo ciclo de cada operación. Si bien es cierto que esto no sería del todo correcto, debido a que dentro del tiempo ciclo de cada operación también existen operaciones individuales y movimientos que añaden valor y operaciones que no lo hacen. No obstante es una buena aproximación, que para empezar, es perfectamente válida.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://javiersole.com/?p=3552

1 comentario

    • Giovana on 2014/02/24 at 7:27 pm

    Entonces, en conclusion, el DTD y Lead Time son exactamente lo mismo ?

    ¿Como se puede verificar/ rastrear / monitorear que en certeza el tiempo calculado se respeta en la practica?

Los comentarios han sido desactivados.